Inmunidad Gubernamental Ante Demandas

Si una parte es lesionada por alguna acción de parte de una unidad gubernamental, funcionario o agencia, puede o no ser permitida una demanda. La razón por la cual se le puede prohibir demandar es debido a la “inmunidad soberana”. Tradicionalmente, esta doctrina protegía a las unidades gubernamentales, funcionarios y agencias, de la responsabilidad basada en sus actos de responsabilidad civil a menos que hubiesen consentido en ser demandados. Ahora, esta inmunidad no se ha aplicado en gran parte y sólo se aplica en ciertas circunstancias.

Gobierno Federal

En virtud de la Ley Federal de Reclamo por Responsabilidad Civil, el gobierno federal ha renunciado a su inmunidad de responsabilidad por la mayoría de los actos de agravio. Sin embargo, la inmunidad todavía se aplica en ciertas situaciones.

Inmunidad por ciertas responsabilidades civiles

La inmunidad para el gobierno federal aún se atribuye a acciones de agravio basadas en agresiones, violencia, encarcelamiento arbitrario, detención arbitraria, procesamiento malicioso, abuso de autoridad, difamación, calumnia, tergiversación, falsas declaraciones e interferencia con los derechos contractuales.

Inmunidad por acciones discrecionales

El gobierno federal mantiene su inmunidad por acciones de responsabilidad civil derivadas de actos “discrecionales”, que son los actos relacionados a planificación de alto nivel o toma de decisiones. Los actos discrecionales se distinguen de aquellos que son “ministeriales”, los cuales involucran las operaciones de menor nivel del Gobierno. No existe inmunidad por agravio por actos ministeriales.

Gobiernos estatales

La mayoría de estados han renunciado a su inmunidad por acciones de responsabilidad civil, pero la inmunidad aún aplica a actos discrecionales y toma de decisiones legislativas y judiciales.

Municipalidades

La mayoría de estados que han renunciado a su propia inmunidad también han abolido la inmunidad por responsabilidad civil municipal. Sin embargo, las municipalidades aún son inmunes por actos discrecionales y decisiones políticas.

En estados donde existe la inmunidad municipal, los tribunales aún pueden encontrar a un municipio responsable basados en el ejercicio de propiedad de la municipalidad, en lugar de funciones gubernamentales.

Funciones Gubernamentales

Las funciones que sólo son realizadas por gobiernos son consideradas funciones gubernamentales (por ejemplo: policía y bomberos). Las municipalidades son generalmente inmunes de acciones de responsabilidad civil que emergen de tales funciones.

Funciones de propiedad

Las funciones municipales que podrían ser proporcionadas por una corporación privada se interpretan normalmente como funciones propietarias (por ejemplo: mantenimiento del parqueo de un aeropuerto), especialmente si la municipalidad obtiene ingresos por sus servicios. Las municipalidades no están protegidas con inmunidad de responsabilidad civil relacionada con tales funciones.

Funcionarios públicos

Los funcionarios de Gobierno también pueden tener inmunidad por responsabilidad civil en el desempeño de sus funciones oficiales que implican acciones discrecionales. Sin embargo, los funcionarios no son inmunes si actúan con malicia o propósito impropio. Además, ninguna inmunidad de responsabilidad civil se aplica a los actos ministeriales.